FANDOM


Antes de empezar os quiero decir que si no habéis visto la primera parte no entenderéis muy bien esta historia.

HistoriaEditar

La gente pensaba que nunca mas volverían a ver al TD. Pero se equivocaron. En el año 1997 apareció el famoso videojuego de carreras ambientado en el mundo de Sonic llamado Sonic R para la Sega Saturn. Todo lo de ese juego estaba bien hasta que se descubrió un extraño personaje en el juego. Era un personaje parecido a Tails, sólo que este estaba hecho de trapo y se llamaba Tails Doll. Era idéntico al asesino que apareció hace años en los Angeles, California por dos motivos

1.Su aspecto era el de un muñeco de trapo parecido a un oso de peluche con una antena roja en la cabeza.

2.Las iniciales tanto las del asesino como las del personaje eran las mismas.

Aunque Tails sea un zorro, su apariencia es muy parecida a la de un oso de peluche. Las 2 historias se relacionan porque el Tails Doll cuenta con su propia leyenda urbana que lo empareja con el asesino TD. El
Tails doll by kiaradark2-d3km68m

El asesino aún anda suelto

mito fue hace años cuando en los Angeles, California (no me preguntéis porque sucedió en la misma ciudad porque no lo sé) una madre encontró a su hijo muerto en su habitación mientras jugaba en su consola Sega Saturn Sonic R. Al hacer su declaración la madre dijo que su hijo se pasaba horas jugando a la consola y que estaba obsesionado por desbloquear un muñeco o algo así. Según el relato que hizo la madre era la tarde del día de acción de gracias. Habían venido sus
Tails Doll Meets Weegee by MetalSonicRawkBoshi

¿Quién ganará? Hagan sus apuestas

abuelos y él siempre los trataba como si fueran sus ángeles guardianes ya que siempre le traían regalos. (Vaya tela que tenia el niño) A la hora de cenar la madre llamó a su hijo para decirle que la cena estaba lista. Pero el niño no dijo nada. Al cabo de 5 minutos la madre le volvió a llamar, pero el
Tails-vs-tails-doll-tails-doll-7322323-800-618

Siempre te está vigilando

niño seguía sin responder. Pasaron 10 minutos y aún no había venido. La madre, harta ya de esperar fue a la habitación de su hijo subiendo las escaleras. Golpeó la puerta insistentemente pero seguía sin decir nada. Al final la madre abrió la puerta y ¡oh Dios mío lo que vió! Su hijo estaba con los labios azules, los ojos dilatados y espuma en la boca. Lo más horrible (según la madre) era que el niño estaba boca arriba con la vista perdida en el techo, además en la tele se podía apreciar como se repetía una y otra vez una canción del juego llamada Can you feel the sunshine (que en español significa Puedes sentir el brillo del sol). Obviamente era algo muy malo con frases que parecían estar a medio acabar.
Can you feel the Sunshine?- Sonic R (Lyrics)

Can you feel the Sunshine?- Sonic R (Lyrics)

Canción de "Can you feel the sunshine?"

-Mira que querer sobrevivir. -Si te persigue TD obviamente huyes por sobrevivir. -¿No sientes que a veces tienes que huir? -Huir de Tails Doll. -Sólo pensar en los buenos tiempos y volveré de nuevo. Esta frase parecía como si la cantara Tails Doll, -Volveré de nuevo para acabar con el trabajo. -Sin ti no hay nada para mí. -Sin ti no hay almas para mí. Según los informes el niño murió asfixiado mientras sufría un ataque epiléptico, lo cual fue bastante raro ya que ningún miembro de la familia tenía ninguna de esas enfermedades. Al final acabaron pensando que el niño se emocionó demasiado y sufrió de espasmos, lo que lo asustó hasta el punto de no poder respirar. El mito surgió cuando la familia del niño, luego del funeral, decidió entregar la consola del niño a su mejor amigo y claro venía con el último juego que había jugado o sea el Sonic R. El chico empezó a curiosear y a jugar. Según la memoria del jue
Tails doll 03

Rompiendo el sello de Tails Doll

go Sonic R lo último que había hecho el niño fue desbloquear a Tails Doll. También se dice que días después de lo sucedido, apareció un escalofriante mensaje que extremeció al mundo. Era del TD el cual decía...

-Gracias a Sega y a su juego, finalmente he podido volver. -Lamentablemente ya no cuento con cuerpo físico, pero siempre estaré allí cuando recuerden al Tails Doll.

FIN